Español

Esteros del Iberá

La apasionante Aventura de hospedarse en un Eco-Resort


Y es aquí adonde comienza su aventura, una típica estancia correntina distinguida por Tatler Magazine, del prestigioso Grupo Conde Nast. Una reserva natural para quienes buscan descubrir lugares exclusivos. Un universo único, que vale la pena descubrir.


Día 1

BIENVENIDA A RINCÓN DEL SOCORRO

El vuelo privado saldrá desde San Fernando. Desde el cielo disfrutará el Iberá, una alfombra verde infinita surcada por el agua, la proveedora eterna de este humedal, uno de los más importantes del mundo y el segundo más grande de Sudamérica. En este hábitat de islas, lagunas y camalotes por doquier, la escasa profundidad de las aguas favorece la evaporación y, más tarde, la lluvia. A su llegada, los anfitriones le darán la bienvenida y le brindarán una amena charla con información de los Esteros del Iberá, sus orígenes y sus características, les contarán sobre la fauna local y la flora autóctona que tan cuidadosamente ha sido reintroducida. El oso hormiguero fue la última especie introducida a fines del 2007 y es sin duda una de las grandes estrellas del lugar. La bautizaron IVOTÍ PORÁ, que en guaraní significa "bella flor".La estancia cuenta con seis habitaciones y tres pequeñas cabañas, muy cercanas al casco principal; todas las con baño privado y la mayoría de las habitaciones con sala de estar. La residencia principal tiene un living interno y otro en una galería cubierta, comedor y desayunador, comedor terraza y una sala de juegos para niños. En los jardines cuentan con una piscina, un quincho cubierto para asados y un establo con monturero desde donde comienzan nuestras cabalgatas. Por la tarde se realiza una recorrida por los alrededores, visitando el cercano tajamar, los jardines y la huerta, a fin de familiarizarse con la zona. En cada cena Ramona Godoy a cargo de la cocina, enaltece el restaurant al presentar siempre sus platos frescos y sanos, donde las frutas y verduras son el ingrediente, que provienen de la huerta propia.

Día 2

CABALGATA HACIA LOS ESTEROS

Luego del desayuno, partirá a caballo hacia los alrededores de los esteros. Esta es una de las actividades que más disfrutan sus huéspedes. Los acompañan expertos guías para contarles acerca de la flora y fauna de la región. Durante todo el recorrido se observarán diferentes tipos de aves, incluyendo especies en extinción. El representante por excelencia de la zona es el yacaré, también podrán cruzarse con carpinchos, ciervos de los pantanos, monos carayá o aulladores y vizcachas. Este humedal, único en su género, se creó exclusivamente por precipitaciones y alberga una rica biodiversidad subtropical: el sector central está compuesto por pantanos y lagunas poco profundas; entre sus límites brumosos es posible hallar formaciones florísticas tan diversas como camalotes, juncales y embalsados, entre muchas otras especies. Disfrutarán de un almuerzo al aire libre, si el tiempo lo permite, o bien en el comedor. Por la tarde se puede realizar una caminata de la duración deseada. Otra opción es disfrutar de la variedad de libros y fotos que están a disposición en la biblioteca, acompañados de algún trago y de muy buena música. El asado es siempre honrado en la cocina como plato tradicional y es acompañado por excelentes vinos argentinos. Las carnes son de animales criados al libre pastoreo. Esta cena es una oportunidad inmejorable para aprender algunas palabras en guaraní, porque los expertos guías mantienen intacta su cultura, y por supuesto, también su idioma.

Día 3

NAVEGACIÓN POR LA LAGUNA IBERÁ

Luego del desayuno, partirán hacia el quincho junto al muelle, a casi 35 Km. de la estancia camino a Carlos Pellegrini. Se recorre el corazón de la laguna en canoa o lancha. Es una de las actividades donde se puede disfrutar del avistaje de yacarés y ciervos de los pantanos en mayor cantidad. Si el tiempo lo permite, vivenciará una salida nocturna por los alrededores para avistar la fauna local. Cena y noche en la estancia.

Día 4

CAMINATAS, BICICLETAS

Por la mañana se realiza una larga caminata partiendo del casco de la estancia. En el inicio del trayecto, es impresionante ver las huellas en el suelo de un largo pasado de gauchos, arreos, inviernos secos, alambrados y producción ganadera intensiva. Aparecen así los tajamares, las cárcavas próximas a los arroyos, los tocones de espinillo y la presencia de muchísimas plantas y animales que se han beneficiado con estos disturbios dominando el nuevo paisaje. Se encontrarán en éste largo e interesante trayecto con palmares, propios de los suelos arcillosos e inundados. También transitarán por un jardín de los carpinchos, éstos enormes roedores, recorren permanentemente la zona, dejando el pasto corto el cual suele dominar el paisaje al borde de los esteros. Pero no solo pasto es lo que busca el carpincho en estas costas, también le gusta darse baños de barro y agua y con ello va construyendo verdaderas piletas individuales. Este recorrido serpenteante es indispensable hacerlo con larga vistas en mano, descubriendo tramo a tramo la maravillosa fauna y vegetación. Los viajes durante la tarde a otras estancias son opciones adicionales. Muchas veces se realizan rodeos de ganado en la estancia vecina, Estancia Iberá, y los huéspedes que deseen verlo lo podrán hacer a caballo. También se encuentran a disposición bicicletas todo terreno. El aperitivo de despedida será el "Trago Ramoni" previo a la cena para deleitarse nuevamente con las delicias de una humeante comida, bien casera.

Día 5

LA DESPEDIDA

Luego del desayuno, ya estará listo para emprender el viaje a su próximo destino, cargado de vivencias únicas y seguramente de una conciencia diferente acerca del cuidado de la naturaleza.